Estudio dermocosmético

Estudio dermocosmético de la piel

Un estudio dermocosmético de la piel es una exploración de la superficie de la piel mediante técnicas de alta tecnología y resolución.

Permite establecer un diagnóstico cualitativo y cuantitativo de inmejorable precisión sobre el estado de la superficie de la piel y sobre los efectos de los cosméticos que se han aplicado.

A partir de este diagnóstico en profundidad podemos proponer un conjunto de tratamientos personalizados y diferentes para cada paciente, que también se adaptarán a otros factores, como su edad o la estacionalidad.

Estudio dermocosmético de la piel

Las técnicas tradicionales de diagnóstico dermocosmético, como pellizcar la piel para establecer su elasticidad, sólo permiten una observación cualitativa e imprecisa.

La exploración clínica y los test ópticos que componen el estudio dermocosmético permiten establecer una diagnóstico cualitativo y cuantitativo de gran precisión. Gracias a esto, el dermatólogo consigue una eficacia del 60% al seleccionar el producto farmaco-cosmético y al personalizar el tratamiento dermatológico.

Diagnóstico

El estudio dermocosmético proporciona resultados cuantitativos, objetivos y precisos sobre el estado de la superficie de la piel utilizando equipos de última generación.

Consiste en realizar una exploración clínica de los siguientes parámetros: hidratación de la capa córnea, cantidad de sebo, acidez, elasticidad, estructura y el grado de sequedad de la piel.

Estos parámetros son las mediciones clave para conocer el tipo de piel del paciente, su estado de salud, el grado de envejecimiento cutáneo y las causas de las alteraciones o imperfecciones que pueda presentar.

El estudio dermocosmético completo se lleva a cabo en tan sólo una sesión. Aunque la sesión se compone de diversas pruebas, no son invasivas. Por eso, tras el estudio el paciente puede volver inmediatamente a su actividad normal.

Al final del estudio, dispondrá de un diagnóstico completo que permitirá al dermatólogo establecer medidas u objetivos relacionados con: la limpieza facial diaria, los tratamientos hidratantes y regeneradores de día, los tratamientos antienvejecimiento de noche, los tratamientos para pieles intolerantes, la fotoprotección, el maquillaje, los tratamientos corporales (cuello, manos, escote...) y los tratamientos estacionales.

Estudio dermocosmético en Beautyderm

Un estudio dermocosmético verdaderamente objetivo y eficaz debe realizarse con los instrumentos adecuados y bajo supervisión médica.

Beautyderm es una clínica dermatológica dirigida e integrada por personal sanitario anexa al prestigioso Instituto Dermatológico Pablo Umbert, que dispone de un auténtico laboratorio de exploración cutánea.

Además, nuestra principal preocupación es la salud de su piel. Por eso, desde la primera visita le realizamos una exploración y una historia médica completa.

Esto nos permite aconsejarle el mejor tratamiento en su caso y ajustarlo a las características de su piel. De hecho, en Beautyderm sólo practicamos tratamientos con más de un 30% de posibilidades de éxito, de acuerdo con la recomendación de la American Society for Dermatologic Surgery, uno de los organismos internacionales de mayor prestigio en este campo.

Equipo de estudio dermocosmético

Laboratorio
de diagnóstico cutáneo

Nuestro laboratorio dispone de analizadores de la piel de última generación, que permiten cuantificar los parámetros clave de la salud cutánea:

  • Corneómetro, que determina el grado de hidratación de la capa córnea.
  • Sebumeter, que mide la cantidad de sebo de la superficie de la piel.
  • Skin-pH-meter, que mide la acidez de la piel, uno de los métodos de conocer su calidad real.
  • Cutómetro, que determina la elasticidad de la piel y facilita definir sus propiedades mecánicas y bioquímicas.
  • Visioscan, que muestra la estructura de la piel y mide la suavidad, la rugosidad, la escamación y las arrugas en la epidermis.

Además, podemos realizar los siguientes test cutáneos in vivo:

  • Epidermo test (patch test), que evalúa posibles alergias o irritabilidad a un cosmético.
  • Test fotolumínico, que valora la sensibilidad a los rayos UVA y UVB.
  • Fotopatch test, que estudia la posible intolerancia a productos cosméticos asociados a radiaciones ultravioletas.
 

¿Quiere conocer con total precisión el estado de su piel?

Reciba el diagnóstico más objetivo y preciso antes de iniciar cualquier tratamiento; mejorará su eficacia y sabrá a ciencia cierta si tiene posibilidades de éxito.

Solicite una visita ahora

Todas las imágenes y fotografías contenidas en esta página web están protegidas por la normativa de propiedad intelectual y son propiedad de Beautyderm o de sus legítimos titulares. Queda prohibida su difusión, reproducción, copia o utilización para cualquier finalidad, incluida la docente y/o académica, sin su autorización expresa.