Epiluminiscencia digitalizada

Epiluminiscencia digitalizada

La microscopía de epiluminiscencia digitalizada, además de ser una técnica no invasiva, es el método más moderno y preciso para detectar cambios en las lesiones pigmentadas cutáneas.

Las lesiones pigmentadas cutáneas, como lunares o nevus, pueden desembocar en un cáncer de piel (melanoma). Por este motivo es tan importante realizar un seguimiento periódico y muy preciso de su evolución.

Los factores de riesgo para el desarrollo de melanoma son:

  • Tener un gran número de lunares.
  • Tener la piel y los ojos claros (fototipo claro)
  • Tener antecedentes familiares o personales de melanoma.
  • Sufrir cambios significativos en los lunares.
  • Haber sufrido quemaduras importantes en la infancia o adolescencia.
  • Realizar actividades o trabajos frecuentes al aire libre.

Aunque todas las lesiones pigmentadas deberían vigilarse, hay algunos signos de alerta que indican que la lesión está activa. Esta serie de signos se conoce como la regla ABCD:

Peca A A: Asimetría del lunar.

Peca B B: Borde irregular.

Peca C C: Coloración poco uniforme.

Peca D D: Diámetro superior a los 6mm.

Diagnóstico

La epiluminiscencia digitalizada permite estudiar las estructuras de la piel y los patrones de pigmentación invisibles a simple vista in vivo —es decir, sin necesidad de extraer muestras de la piel del paciente.

Consiste en realizar una exploración microscópica de toda la superficie cutánea, localizar las lesiones, fotografiarlas y representarlas en mapas corporales completos.

La observación microscópica en si misma ayuda a diagnosticar las lesiones de alto riesgo. De hecho, el propio equipo de epiluminiscencia detecta este tipo de lesiones con un índice de error mínimo. Pero además, la técnica de epiluminiscencia incorpora un sistema de archivo de las imágenes, que permite compararlas en exploraciones sucesivas. De este modo, se puede detectar más fácil y objetivamente cambios mínimos en la forma o el color —indicadores de posible malignidad.

El estudio de epiluminiscencia digitalizada completo se lleva a cabo en tan sólo una sesión, que se repite con frecuencia anual o semestral en función del riesgo que tenga el paciente de desarrollar un melanoma. Como la prueba no es en absoluto invasiva, el paciente puede volver inmediatamente a su actividad normal.

Al final del estudio, dispondrá de imágenes microscópicas de todas sus lesiones pigmentadas, lo que ayuda al dermatólogo a controlarlas, decidir cuáles extirpar y diagnosticar se manera precoz un melanoma.

Un melanoma es un cáncer de piel, que puede originarse a partir de una lesión pigmentada —nevus o lunar— ya existente o simplemente aparecer sobre la piel sana.

Cada año se diagnostican en Europa un millón de nuevos casos de tumores cutáneos, y el porcentaje de melanomas ha aumentado de forma significativa en los últimos años.

Realizar un diagnóstico precoz facilita el tratamiento y la curación.

Epiluminiscencia digitalizada en Beautyderm

Un estudio de epiluminiscencia digitalizada constituye una segunda opinión objetiva en el diagnóstico, pero sólo es una herramienta de apoyo y no puede sustituir el criterio médico.

Beautyderm es una clínica dermatológica dirigida e integrada por personal sanitario anexa al Instituto Dermatológico Pablo Umbert, una de las clínicas más prestigiosas en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de piel.

Equipo de epiluminiscencia

 

¿Quiere controlar con precisión sus lesiones pigmentadas?

Comience ya a realizar un seguimiento objetivo de sus lesiones; aumentará las posibilidades de un diagnóstico precoz.

Solicite una visita ahora

Todas las imágenes y fotografías contenidas en esta página web están protegidas por la normativa de propiedad intelectual y son propiedad de Beautyderm o de sus legítimos titulares. Queda prohibida su difusión, reproducción, copia o utilización para cualquier finalidad, incluida la docente y/o académica, sin su autorización expresa.