como afectan las emociones a nuestra piel

Los estudios demuestran que el 80% de las enfermedades de la piel tienen origen psicosomático. Más allá de sus causas físicas o químicas, los dermatólogos relacionan la urticaria con la depresión y ven en esta lesión cutánea una exteriorización emocional.

Por lo tanto, la piel, funciona como un sofisticado termostato de nuestras emociones.

Muchas de las reacciones cutáneas (sudor excesivo, palidez, rojeces, urticaria…) delatan ansiedad, miedo, angustia y tensión.

El estrés es otro grave trastorno que encuentra su principal vía de expresión a través de la epidermis:

  • El acné tardío, que afecta a mujeres entre 35 y 45 años con la aparición de acné antes del ciclo menstrual sobre todo en cara y cuello, responde, en muchos casos, a situaciones de cansancio y estrés.
  • La tensión nerviosa favorece la liberación de adrenalina y ésta actúa sobre las glándulas sebáceas, que captan las hormonas en exceso que hay en la sangre y producen mayor cantidad de sebo.
  • El pruito y la urticaria manifiestan irritación. Las personas que la padecen suelen ser hipersensibles y, en ocasiones, presentan dificultades a la hora de expresar sus emociones.
  • En ocasiones, la psoriasis y la alopecia, se manifiestan ante la desilusión, el luto o una grave pérdida emocional.
  • Y a pesar de que no está empíricamente demostrado la dicha popular dice que “la persona feliz o enamorada” irradia luz por sus poros, mientras que su epidermis se vuelve opaca ante situaciones de tristeza o desilusión.

Por lo tanto, podemos observar la estrecha relación que existe entre nuestro estado emocional y la expresión psicosomática de nuestro cuerpo.

Las emociones afectan nuestra vida diaria e influyen en nuestras decisiones. Literalmente las sentimos en el cuerpo y las manifestamos en nuestras expresiones y conductas.

Lo importante es saber que son las emociones y aprender cómo manejarlas para poder superar el estrés, los problemas diarios y tomar las mejores decisiones. El aprender a manejar las emociones ayuda a que tengamos una mejor salud y que experimentemos mejores relaciones con las demás personas.

Todos los días nos suceden cosas que producen que sintamos emociones, por eso es tan importante el vivir con inteligencia emocional. Por ello es fundamental conocer y aprender nuestras emociones básicas y su proceso emocional.

Los procesos adaptativos como los problemas laborales, la pérdida de un ser querido, la ansiedad frente a los exámenes o simplemente, el enfrentamiento los acontecimientos diarios son los que, en ocasiones, nos desbordan diaria y emocionalmente.

Las personas que logran una sana salud mental o lo que comúnmente denominamos inteligencia emocional, son consientes de los pensamientos, los sentimientos y los comportamientos por los cuales atraviesan.

Por lo tanto, llegamos a la conclusión final de que el equilibrio mental y corporal resulta fundamental.

“MENS SANA IN CORPORE SANO”

Equipo del Departamento de Psicología

8
Compartir
piel-invierno

Las estaciones marcan unas condiciones medioambientales concretas que afectan a nuestra piel, y por ello debemos prodigarle los cuidados adecuados según cada época. Con la llegada del frío, los cambios de temperatura bruscos, la influencia de la luz solar, la contaminación… propios del invierno producen una agresión cutánea.

La piel guarda memoria de todas las agresiones que sufre. Estas agresiones invernales se suman a las solares, propias del verano. Tenemos muy buena conciencia que debemos protegernos del sol y, sin embargo, en invierno tomamos menos precauciones.

Durante el invierno, debemos evitar los cambios bruscos de temperatura y combatir la deshidratación acentuada por las bajas temperaturas.

En Beautyderm disponemos de diferentes técnicas y tratamientos para revitalizar y reparar los daños cutáneos.

Podemos aprovechar la estación más fría del año para tratar manchas de la piel o someternos a tratamientos de rejuvenecimiento, como los peelings o las terapias con láser, hidratarnos con vitaminas faciales, o tratamientos con Ácido Hialurónico, ácido poliláctico…

Empezando por una valoración del estado de la piel a través de un estudio dermocosmético, mediremos el estado de hidratación , sebo, elasticidad, daño actínico y estructura de la piel. Estos parámetros son las mediciones clave para conocer el tipo de piel del paciente, su estado de salud, el grado de envejecimiento cutáneo y las causas de las alteraciones o imperfecciones que pueda presentar.

A partir de este análisis, nuestro equipo de Dermatología y Dermocosmética dirigido por el Profesor Pablo Umbert, indicará los tratamientos más adecuados a cada paciente por su tipo y estado de la piel.

Se iniciará con un tratamiento dermocosmético personalizado, con cremas de día y noche formuladas por el Profesor Pablo Umbert para cada paciente, que a diferencia de los productos cosméticos actúan a niveles más profundos de la piel.

Se recomendarán técnicas de microdermoabrasión para regenerar las células muertas de la capa más superficial de la piel y ayudará a mejorar la penetración de los productos cosméticos, Peelings que nos ayudan a combatir los signos de envejecimiento cutáneo del rostro, escote y manos, y aportan hidratación a nuestra piel, sesiones de Láser IPL (Luz Intensa Pulsada) que consigue mejorar la tonalidad y textura de la piel eliminando las manchas, rojeces, poros dilatados y arrugas finas, que llamamos fotorejuvenecimiento, y en los casos que precisen, nuestro equipo médico de la unidad de Dermoscomética, dirigido por las Dras Andrea Borja e Dra.Indira BLanco, valorará sus cambios de envejecimiento y ayudará a recuperar el daño más profundo de la piel combinándolo con técnicas muy precisas como son la infiltración de productos de relleno, Botox, mesoterapia facial con Ácido Hialurónico, vitaminas… Estas infiltraciones tienen como objetivo eliminar arrugas, disimular cicatrices, mejorar la flacidez cutánea (Hilos tensores), aportar volumen a los labios…….manteniendo siempre un resultado muy natural.

Consúltanos sin ningún compromiso el tratamiento más adecuado para el tipo de piel que tienes.

Doctora Mónica Umbert

Directora Beautyderm

5
Compartir